Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
23 de Octubre de 2019, 09:40:38

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Buscar:     Búsqueda Avanzada
57531 Mensajes en 3082 Temas por 310 Usuarios
Último usuario: Phil Spectrum
* Inicio Ayuda Buscar Calendario Ingresar Registrarse
+  Klaskan
|-+  Maravillas y diversion en Klaskan
| |-+  La Plaza del Bardo
| | |-+  Novela corta y prosa (Moderadores: algeron81, Darthz)
| | | |-+  La venganza de un pistolero... (I parte)
Páginas: [1]   Ir Abajo
Imprimir
Autor Tema: La venganza de un pistolero... (I parte)  (Leído 2342 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Maldito Heroe
Tabernero
*
Mensajes: 35


Levanten sus espadas y que retiemble el acero...

heroes_84@hotmail.com
Ver Perfil
« : 31 de Enero de 2006, 03:48:54 »

Habían pasado 5 años desde que Juan Sánchez había estado en la cárcel, hoy por fin volvería a ser libre. Al salir, sus recuerdos revivieron aquel día cuando injustamente fue sentenciado por haber matado al sobrino del gobernador, habiendo testigos de que había sido en un duelo justo.

Sus años como pistolero los había dejado atrás. Emprendió el camino a casa, donde le esperaban su madre y hermano, volvería para cumplir la promesa que le había hecho su jefecita: trabajar el y su hermano Felipe, las tierras que les había dejado su padre.

Dos días de camino lo habían dejado agotado, sentía que no podía mas, pero al llegar al río Serpiente, sabia que ya estaba cerca, solo pensaba en llegar y comer y tomarse unos tragos con su hermano. Cabalgo mas deprisa las primeras casas que avisto estaban casi en ruinas, los ladridos de los perros hicieron salir a un anciano de su cabaña. Era el viejo Gómez, amigo de su difunto padre, que portaba un escopeta:

-Quien eres y que haces aquí forastero- pregunto el anciano
-Soy Juan Sánchez, hijo de Don Jesús Sánchez, su amigo y voy camino a casa- respondió.

El anciano se quedo callado un momento, entonces reacciono y le ofrecio agua y comida, pero Juan Sánchez no acepto, estaba cerca de su casa y ya queria estar ahí con sus parientes. El anciano amigo no lo detuvo, pero le adivirtio que lo que encontraria no le gustaria. Juan se quedo pensativo, y preocupado cabalgo deprisa.

Al llegar a su casa, lo unico que encontro fue desolación, no habia nadie, las tierras estaban sembradas, pero no habia señales de alguna persoan por ese lugar. Monto el caballo y volvio con el anciano Gomez, que ya lo esperaba sentado debajo de un arbol.

-Que paso, donde estan mi madre y hermano- pregunto Juan.
-No querrás saberlo, mejor vete de aquí y rehace tu vida en otra parte hijo- respodio Gomez
-Vamos Gomez, dime que les paso, en donde estan?- le preguntaba Juan
-Estan muertos- le dijo Gomez
-Como es posible, los dos muertos? Que les paso, fue alguna enfermedad?
-No, los asesinaron

Juan se quedo callado, no lo podia creer, aun asi no derramo lagrima alguna pero en sus ojos se sentia el deseo de venganza.
-Quien fue?- Pregunto Juan
-La banda de Hernandez
-La banda de Hernandez? La de Pedro Hernández? Estas seguro Gomez?
-Si, de la que alguna vez formaste parte, recuerdas, tu eras uno de esos 5 pistoleros.
-Si, junto con Pedro Hernández, el viejo Perez, el zurdo Ramon Garcia y el tuerto Miguel Gallardo- recordo Juan –Pero porque lo hicieron, ellos conocían a mi familia.
-Asi es hijo, pero lo hicieron para quitarles las tierras, que después venderlas al gobierno del estado, con lo que obtvieron el perdon total por sus crímenes y robos.

Juan le pido al anciano que lo llevara a las tumbas de su familia, el estar frente a ellas juro vengarse y recuperar lo que le pertenecia, haria pagar caro a los 4 asesinos.
-Sabes donde puedo encontrarlos?
-No, cuentan que con lo que les pagaron fue tanto, que tomaron caminos diferentes.

Antes de partir en su buesqueda de venganza, el anciano le entrego el cinturón con sus respectivas fundas y revoveres que años atrás habia utilizado, armas con las cuales ahora se vengaria. Asi Juan Sánchez emprendio la búsqueda de los asesinos de su familia, que anteriormente fueron sus compañeros en las andadas de asaltantes de bancos y robo de ganado.

Se acordo de cada uno de ellos, Pedro Hernández fue el lider dela banda, bueno con las armas y de su misma edad, 35 años, ademas de que fueron los mejores amigos. El Viejo Perez, hombre de unos 60 años ahora, asesino natural, que ademas violo en ocasiones a sus victimas. El zurdo Ramon Garcia, era el mas rapido de la region, ademas de ser mas jove de 23 años aproximadamente, era el guapo de la banda. Y por ultimo el Tuerto Miguel Gallardo, un borracho de porqueria, sabia que ese seria el mas facil de matar, y lo podria encontrar en cualquier cantinucha barata teniendo como compañía a alguna prostituta.

Asi este pistolero que habia prometido ser una buen persona, romperia esa promesa para vengar a su familia...

Después de cabalgar un par de días, Sánchez llego al poblado de San Miguel. Pregunto a un niño si había un tuerto en el pueblo, la respuesta fue si. Se dirigió al establo, dejo su caballo. Fue a la cantina, un lugar bastante desagradable. Hablo con el cantinero:
-Sabes de un tal tuerto-
-Si-respondió el cantinero- viene todos los días, a divertirse con las prostituttas.
-Donde vive?
-No lo se.

Se sento en una mesa, en una esquina y pidio un trago, lo esperaria. Algunos minutos depues llego el Tuerto, pidio una botella y llamo a una rameera que empezo a besarlo, parecia que la estaban pasando bien. Sanchez lo tenia enfrente, simplemente pensaba en dejarlo que se emborrachara, asi seria mas facil despacharlo al infierno.

-Esta ronda correo por mi cuenta-dijo el tuerto
Y todos en la cantina le festejaban sus idioteces. Algun rato después, Sanchez aviso que era el momento de irse de esa cantinucha, no sin antes matarlo. Se levanto y se dirigio a su mesa. El tuerto totalmente borracho no lo reconocio.
-Que quieres amigo?? Otro trago? Jajajajaja
-Tenemos una cuenta pendiente tu y yo-
-Te conozco?
-si-
-Tu nombre??
-Juan Sánchez-
El Tuerto quiso sacar su revolver, pero Sanchez fue mas rapido y le pego un tiro en la frente. Antes de salir Sanchez, dejo un claro mensaje.
-Avisen a todos en la region que Juan Sánchez, esta buscando a los que alguna vez fueron parte de la banda de Hernández. Y que correrán con la misma suerte de este pobre diablo.

Fue por su caballo, entonces llego a este el una mujer que dijo que sabia en donde vivía uno de los integrantes de la banda de Hernandez.
-En donde vive mujer?
-En una cabaña, por el cerro de la Herradura.
-Gracias-contesto el, y le dio alguna monedas.

Cabalgo deprisa, el cerro de la Herradura estaba cerca, pero la lluvia que empezó a caer, lo obligo a ir mas lento. Llego al cerro sin ningun problema. Ahí estaba la cabaña. Seguia lloviendo. Se escondio detrás de un arbol. Por una de las ventanas de la casa pudo ver a una mujer. Saco su revolver y se dirigio a la casa. Se paro enfrente de ella, como a unos 20 pasos.
-Perez-grito Sanchez- sal de ahí maldito asesino, tenemos cuentas pendientes tu y yo.
-Maldito seas Sanchez, te mandare al infierno como a tu hermano.
Se abrio la puerta y salio la mujer corriendo, enseguida Perez salio con una escopeta en las manos, pero ya era muy viejo y solo pudo disparar una vez, antes de que Sanchez vaciara su revolver en el.

El viejo quedo ahí tirado, en medio de la lluvia. Sanchez volvio a montar y se largo de ahí. –Dos menos- penso. Quedaban los mas peligrosos Hernandez y Garcia.
Y asi, de nueva cuenta Juan Sánchez emprendia el camino de la venganza.
En línea

Los Heroes no morimos, nos reunimos en el infierno para la batalla final...
Páginas: [1]   Ir Arriba
Imprimir
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.11 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC XHTML 1.0 válido! CSS válido!