Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
24 de Julio de 2019, 04:59:51

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Buscar:     Búsqueda Avanzada
57531 Mensajes en 3082 Temas por 310 Usuarios
Último usuario: Phil Spectrum
* Inicio Ayuda Buscar Calendario Ingresar Registrarse
+  Klaskan
|-+  Maravillas y diversion en Klaskan
| |-+  La Plaza del Bardo
| | |-+  Novela corta y prosa (Moderadores: algeron81, Darthz)
| | | |-+  Rogermaltia
Páginas: [1]   Ir Abajo
Imprimir
Autor Tema: Rogermaltia  (Leído 5636 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
ivo
Mercenario
*
Mensajes: 105


morir es dormir... y tal vez so?ar....


Ver Perfil Email
« : 13 de Junio de 2006, 06:26:14 »

Aqui os dejo el principio de un relato que empecé cuando vagabamos por otros mundos, de nombre:

         .............. ROGERMALTIA.............

La leña crepitaba quejándose de la danza que las llamas realizaban a su alrededor. Los treinta y seis sobrinos, tendidos en suaves pieles, esperaban a que el bastón golpeara el suelo, momento tras el cual su ancianos abuelo les contaba alguna de sus historias favoritas. Una par de ellos, que se habían quedado dormidos, eran despertados justo en el momento en el que el callado, de duro y antiguo pino, resonaba en el suelo.
-toc, toc, toc.
La mano derecha del viejo se acercó a sus labios, en señal de silencio. Los niños fijaban toda su atención en las viejas pero firmes manos de su abuelo. Sus historias eran tan divertidas tanto por su forma de cantarlas como por su manera de gesticular.
-Toc.
Las velas, que iluminaban la habitación, se apagaron al unísono. Los niños, sorprendidos aunque lo habían visto muchas veces, clamaron en un grito de admiración sostenido. Al anciano le encantaba ver a los niños sonreír de esa forma, y sobre todo ante ese simple truco, que cuando fueran mayores conocerían.  Nada provoca mayor admiración que lo desconocido.

Como siempre, empezaría contando la historia de la creación de su planeta. Pese a haberla escuchado cientos de veces, los niños no se cansaban de ella-.
A la luz de la chimenea el viejo comenzó su relato.



Roger, el Dios creador, colgó rogermaltia hace muchísimos milenios. Debía ser su obra que mas perdurara, para ello decidió que debía entregar su vida a ella. Ideó su forma, le doto del azul de sus mares, el blanco del cielo y el pardo de su tierra. Pero todo ello la hizo muy pesada, así que abrió su corazón y la colgó de él. Esto lo mantenía ocupado constantemente, además de sujetarla la dotó de un movimiento cíclico de rotación, para que los demás dioses pudieran admirarla por todos sus lados. Así que supo que debía pedir ayuda.
 
Llamó a su hijo DOC. Le encargó dotarla de belleza. DOC creó los verdes prados, los espesos bosques, los interminables mares, sus cristalinos ríos y las heladas estepas. Pero DOC no estaba contento, algo fallaba en su mundo. Entonces creó las estaciones. Con ellas, la monotonía inicial se transformó en multitud de cambios. Los árboles se ofrecían al invierno y reían con la primavera, los ríos se desbordaban y cuando volvían a su cauce normal, miles de flores azules retozaban en sus orillas. Se le presento un gran problema, mientras que los ríos, la tierra y las nieves eran muy simples, para realizar un árbol la complejidad aumentaba enormente, y al poco tiempo perecía, con lo que tenía que volver a formarlo. Su creación se estaba volviendo muy lenta.

 Su padre, advirtiéndolo turbado le sugirió una idea. Aunque DOC no la había comprendido, la puso en práctica. Dotó a los árboles del poder de multiplicarse Pero cambio tuvo un precio, para multiplicarse, estos árboles se alimentaban del agua de los mares, y para que llegara a todos creó las tempestades. Miles de semillitas le facilitaron el trabajo.  Los inmensos prados verdes se cubrían de mantos de nieve, y cuando esta s retiraban volvían a surgir como su hubieran estado durmiendo.

Transcurrieron los milenios, y DOC volvió a entristecerse. Las estaciones pasaban, y el ciclo vital se repetía, y lo que antaño eran maravillosos cambios, ahora lo sumían en la monotonía. No quería molestar a Roger, que soportaba una carga que él no podría aguantar ni por un minuto, ya que en ese caso lo habría retirado a descansar. El era un mero coloreador de la obra de Roger. La pena se fue haciendo más grande, pero lejos de rendirse, continuó trabajando con más ahínco.

Fue perfeccionando cada una de sus creaciones. Los árboles pasaron a ser de mil formas y tamaños, los ríos discurrían entre ellos, subiendo hasta las montañas y bajando por los valles. El mar se erguía orgulloso, mostrando su poderío y luego volvía a calmarse acompañando a su admirada tierra. Creó los desiertos, a su imagen y semejanza, y los dotó de lugares maravillosos, que nosotros llamamos ahora oasis.

Roger, advirtiendo la turbación de su hijo, lo llamó a se vera. DOC, asustado se dirigió a su padre. Este le entregó un pedacito de su alma y lo mando volver a sus tareas. DOC, algo turbado por el ofrecimiento de su padre, permaneció un tiempo meditando. ¿Como podía un pequeño trocito ayudar a la creación de su padre? .  Sabía que su padre no dejaba nada al azar, por lo que se sintió reconfortado.

Para repartirlo por toda la tierra creó los vientos. Pulverizando el trocito de alma, los vientos lo esparcieron por todos los rincones  de Rogermaltia. Lo que ocurrió maravilló al joven DOC. Los pedazos que cayeron en agua, se trasformaron en peces, los que cayeron en tierra en animales, los que caían en los bordes de los ríos recogían su vida de los dos elementos, así que eran una mezcla de estos dos, y los que permanecieron en el aire formaron las aves. DOC permaneció siglos moldeándolos, y así como había echo antes con los árboles, creó multitud de especies de estos seres.

Hasta ahora,  ningún ser de los que había creado interaccionaba con otro. Pero estos nuevos seres, más allá incluso, convivían. DOC les dio el don de multiplicarse, aprovechando las circunstancias los doto de los sexos, y con ello la necesidad de convivir para multiplicarse.  Formaban manadas de animales y aves, bancos de peces, otros sin embargo preferían la vida solitaria, y solo se reunían con otros para aparearse.
Algunos se alimentaban de vegetales, pero empezaron a escasear, algunos empezaron a  alimentarse de otros animales, y de su muerte, se alimentaban los vegetales. Se incorporaron al ciclo vital y formaron un todo con él. Lo que se recibía por un lado, se entregaba por otro.

Una de las cosas que mas impresionó a DOC mientras los estaba creando fue la multitud de sonidos que emitían, los mas grande emitían sonidos mas broncos, y los mas chicos mas dulces y melódicos. Para que todos compartieran la felicidad de esos sonidos, dotó a las aves de los más bellos, y les ordenó recorrer la tierra expandiendo sus cánticos. Con esto, empezaron las migraciones. Al igual que los prados se retiraban con las estaciones,  DOC guió a los animales para que acompañaran a los prados con sus intensos sonidos, para que estos últimos no se sintiesen solos.

Llegó un momento en que DOC se sintió desbordado, tenía más quehaceres que nunca. Mientras seguía modelando para perfeccionar sus seres, estos aumentaban sin cesar. El cansancio se fue acumulando y DOC cayó enfermo de agotamiento. Los seres, sintiéndose abandonados, se rindieron a la desesperación y empezaron a morir angustiados. DOC viendo como su obra le iba derrotando, volvió a sumergirse en la pena.

Su padre volvió a llamarlo. Cuando llegó a su lado, su hermano menor Geno lo estaba esperando.  Roger, viendo como DOC estaba enfermando decidió crear la noche, en la que los seres dormirían y DOC podría descansar. Pero no podía dejar su mundo su guía, así que encargo a Geno que velara por los sueños de esos seres.

Todo volvió a la normalidad. DOC trabajaba de día y geno velaba las noches. Los seres se acostumbraron rápido. Algunos incluso abandonaron a DOC, más fuerte y impetuoso por Geno, más débil y tranquilo.
Roger llamó a DOC y le entregó un pedazo de su corazón. DOC volvió a meditar. Algo se le había escapado. Acaso no le gustaba el mundo que estaba formando. Que era lo que le falta. Doc no había comprendido que Roger quería ser parte de esa tierra que estaba creando.

 Geno observaba atento, admiraba a su hermano mayor por todo lo que estaba trasformando. Aunque su tarea le resultaba ardua, apenas podía compararse a la de su hermano. Su padre comprendió que Geno era muy joven para dedicar su vida exclusivamente a la obra de su padre, así que le permitió que un parte de él se dedicase a otros menesteres, siempre y cuando de vez en cuando pasara unas noches enteras vigilando. Nacieron los ciclos lunares.

DOC eligió la tierra, ya que el trozo no corazón no podía separarlo. Durante meses moldeó el mas hermoso cuerpo que cabía imaginar, rectificó una y mil veces. Un trozo del corazón de su padre merecía todo ese trabajo. Geno, en la distancia, no podía sino otear lo que DOC moldeaba. Cuando lo tuvo listo, cogió un poco de cada elemento y envolvió el trozo de corazón, introduciéndolo en  su más perfecta creación. Geno, al ver la maravilla que su hermano había creado lo abrazó. Comprensivo, DOC lo retiró lentamente. Un eclipse había marcado el nacimiento de los humanos.


Desde entonces muchas cosas han cambiado pero tened en cuenta una cosa, cada vez que ocurre un eclipse quiere decir que Geno y Doc se abrazan recordando aquel hermoso día.

Los niños aplaudieron entusiasmados, aunque cada uno se sabía la historia de haberla estudiado en el colegio, nadie la contaba como su abuelo.

 Después de la cena, cuando los más pequeños fueron a acostarse, los mas grandes se quedaron al lado del abuelo.

-Toc, Toc, Toc
Otra vez el silencio, ahora venía su historia preferida, la historia de su valiente hermana:


La noche era clarísima, así que Chotanna supo que Geno la estaba observando. A lomos de un brioso corcel negro huía despavorida de los tres jinetes que la perseguían. Las puertas del muro de la ciudad estaban cerradas, por lo que decidió rodearlo. Las espadas refugian al brillo de Geno, pero los cuatro jinetes no se percataban de que eso mismo era lo que la hacía ir tan rápido. Chotanna vociferaba sin cesar, no podía huir sin rumbo. Debía despertar a  los guardias, entonces seguro que esos jinetes desaparecían.

Uno de los guardias, Marius, más dado a la poesía que a las armas, miraba incrédulo a la muchacha. Por supuesto no saldría a ayudarla:

 ---si esos jinetes no se cansan lo va a pasar mal esa apuesta jovenzuela.--- se dijo a si mismo.

 La visión le inspiró un poema, así que pluma en mano empezó a escribir los primeros versos:

Dulce doncella cabalga,
En corcel de mal agüero,
Perseguida sin remedio.
El final un agujero


Rompiendo el papel tuvo que reconocer que su padre, el gran sabio El Tamih, había tenido razón en ingresarlo en la milicia.

Nadie acudía en ayuda de Chotanna. Eran malos tiempos para las bondades, y menos a esas horas: quién descansa en cama blanda no cambia por espada y tierra fría. Los jinetes se acercaban cada vez mas, su corcel no había tenido descanso, y los de sus perseguidores parecían estar frescos. Cruzó un recodo de la muralla y saltó de su corcel, que ahora más ligero, remontó el paso. Los jinetes pasaron zumbando. Tenía poco tiempo, era una triquiñuela bastante mala, tardarían poco en darse cuenta. Sin pensárselo, escaló el muro y se dejó caer en el otro lado. De guardias ni rastro.

Su respiración se tornó tranquila, y descubrió que tenía hambre. Aunque estuvieran  las casas cerradas a cal y canto, sabía que no había aldea, villorrio ni señorío sin una apestosa taberna en la que retomar los ánimos. Un viejo letrero, marcado al fuego, decía: “La Taberna del Gato Negro”.

Al entrar le sorprendió el lugar, estaba bastante limpio para lo usual. Las cervezas iban y venían, a la derecha, en algo parecido a un escenario, un muchachote cantaba y tocaba el laúd. Por doquier se contaban y cantaban historias. La gente aplaudía las más logradas y se carcajeaba de las improvisadas. Era un bonito lugar para pasar toda una noche. La mesa más apartada estaba vacía, así que se acomodó en ella y esperó a que viniesen a atenderle.

Apareció un camarero:

-   Tráigame una cerveza  y un buen trozo de jamón asado, le ordenó la muchacha.

El camarero, con cara de asombro, le contestó:

-   Perdone damisela, pero está usted sentada en mi mesa, y yo no soy camarero. Si quiere un camarero llame a Fer, que es la esposa del dueño.

Sonrojada, Chotanna bajó la vista y se levantó de la mesa. Una mano se posó en su hombro.

-   Veo que usted es extranjera. No es seguro permanecer a estas horas sola. Siéntese conmigo.
-   Gracias, -le contestó la Chotanna alzando cabeza. Pero sé arreglármelas solita.
-   Bueno, pues permítame invitarla, no me gusta cenar solo.

Chotanna recordó que no llevaba dinero, así que no tuvo más remedio que aceptar. Ni la joven se dignó a decir palabra, ni el caballero a preguntársela. Aún así, observó que la miraba de reojo. Un sonido aterrador le hizo girarse. El joven trovador se encontraba junto a ellos, destrozando lo que, en otra boca y otras manos más diestras en el laúd, debiera ser una bella canción:


Me levanto de mal humor, siempre por la mañana.
Por que el sol me despertó y a mi no me da la gana
de volver a trovar, solo quiero ver a Geno,
que me mece, me tranquiliza y me acuna!

Rápidamente  Chotanna bajó la vista hacia su plato. El caballero sonrió agradecido
.
-   Caballero, esta hermosa dama bien ha merecido esta bella canción.
-   ¿Y tú mereces una buena moneda?.

El trovador sonrió, mostrando sus negros dientes. Chotanna no movía la mirada de su plato.

-   Aquí tienes Jaspiz.  Anda con el cante a otra parte.
-   Gracias señor - dijo Jaspiz, volviendo a enseñar sus gastados dientes, al tiempo que le guiñaba un ojo al caballero, señalándole la  muchacha.

Una vez saciada, Chotanna se levantó de la mesa, y dándole las gracias al caballero, salió por donde había entrado. La noche se había vuelto cerrada, unos nubarrones parecían ocultar la luna. No tenía donde dormir y todo indicaba que iba a caer lluvia. Vio la puerta de un cobertizo medio abierta. Miró alrededor y se introdujo aguantando la respiración. El hedor era bastante desagradable. Los animales que allí había se despertaron con el olor extraño de la muchacha. Apoyo la espalda en la puerta y se dejó caer en el suelo, donde permaneció hasta caer en vela.

« Última modificación: 05 de Octubre de 2006, 04:25:34 por ivo » En línea

entre la lluvia y el mar, truenan mil pasiones
AZ
Cronista
**
Awards:
Guruntios de SimodiaCreadores: Esto no es un juegoCreadores: El Librojuego
Mensajes: 873



Ver Perfil Email
« Respuesta #1 : 13 de Junio de 2006, 09:04:57 »

Muy hermosa poesia. harp-1
En línea

Aun no llovio que no parase.
Sir DOC
Cronista
**
Mensajes: 831



Ver Perfil
« Respuesta #2 : 15 de Junio de 2006, 01:06:47 »

crybaby2

Escribes muy bien, Ivo  princess_h4h

Saludos,

Sir DOC
En línea
Ariadna
Cronista
**
Awards:
SHG: Recuerdos Enterrados
Mensajes: 835


Im Ariadna. Telin le thaed.


Ver Perfil Email
« Respuesta #3 : 15 de Junio de 2006, 07:02:30 »

 crybaby2 crybaby2

Me hiciste llorar y todo Ivo... esta precioso! Amor
En línea

Telin le thaed.Lasto beth n?n, tolo dan nda ngalad.
Renich i lu i erui govannem ? Nauthannen I ned ?l neniannen.
ivo
Mercenario
*
Mensajes: 105


morir es dormir... y tal vez so?ar....


Ver Perfil Email
« Respuesta #4 : 16 de Junio de 2006, 04:31:48 »

muchas gracias por leerme (y por los privados)...

es un homenaje a todos vosotros, por los buenos ratos compartidos, ....


por cierto, lo colgué sin revisarlo y veo que le falta un párrafo, a ver si el lunes lo cuelgo completo y revisado (que tb me falta algún "." y alguna que otra ","
En línea

entre la lluvia y el mar, truenan mil pasiones
Queene
Palad
***
Mensajes: 1169


Adicted to Chaos

ritalinodesign@hotmail.com
Ver Perfil Email
« Respuesta #5 : 16 de Junio de 2006, 05:13:55 »

Ivo, increible.
Siempre nos sorprendes gratamente.
Me encanto, que mas decir?
Aplausos!
En línea

When you kill a men, you are a murder...kill many and you are a conqueror...KILL THEM ALL!
Raúl
Sabio
***
Awards:
Klaskan RenacimientoColaborador de Klaskan.com
Mensajes: 1369



Ver Perfil
« Respuesta #6 : 16 de Junio de 2006, 06:05:01 »

Jo, qué bien escrito... Te ha quedado una mitología muy chula, y creo que deberías continuarla. princess_h4h
En línea

Antes de las comidas se despliega la servilleta. Enrique Jardiel Poncela
Salsbury Deth
Sabio
***
Mensajes: 1239


El Enterrador

trompademier@hotmail.com
Ver Perfil Email
« Respuesta #7 : 20 de Junio de 2006, 08:11:22 »

Muy fraternal, siempre estas mostrando tu costado femenino/deprabado....este no es el caso.
Has utilizado lindas analogias.
Congratulations!!!
En línea

-Lascivia en La Mazmorra de Earwitz.
-Kor en Maya en Rath.
-Deths en Kls Heroes
-Participo en La Batalla de los Seis
--------------------------------------------------------------------------------------
-Habia cuerpos mutilados por todas partes...
?  y yo me hice cargo de ellos.
ivo
Mercenario
*
Mensajes: 105


morir es dormir... y tal vez so?ar....


Ver Perfil Email
« Respuesta #8 : 05 de Octubre de 2006, 04:27:30 »

Bueno, he insetrado el segundo capitulillo de Rogermaltia, como vereis estan separados por introducciones,

a ver si os gusta horse-2 princess_h4h
En línea

entre la lluvia y el mar, truenan mil pasiones
Jaspiz
Mercenario
*
Mensajes: 121


edukdd@hotmail.com
Ver Perfil WWW Email
« Respuesta #9 : 07 de Octubre de 2006, 02:11:55 »

uuuoooooooo!!!!!
En línea

Maldigo a todas esas gentes que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista
Salsbury Deth
Sabio
***
Mensajes: 1239


El Enterrador

trompademier@hotmail.com
Ver Perfil Email
« Respuesta #10 : 09 de Octubre de 2006, 03:56:35 »

Juappp!!! el Jazposo le rompio los timpanos y lo mandaron a cantar a otro lugar  conicalhat

En línea

-Lascivia en La Mazmorra de Earwitz.
-Kor en Maya en Rath.
-Deths en Kls Heroes
-Participo en La Batalla de los Seis
--------------------------------------------------------------------------------------
-Habia cuerpos mutilados por todas partes...
?  y yo me hice cargo de ellos.
Bohemundo
Cronista
**
Mensajes: 870



Ver Perfil Email
« Respuesta #11 : 09 de Octubre de 2006, 09:53:59 »

Muy bien la historia, me a hecho revivir viejos recuerdos ya casi olvidados, todos muy gratos eso si.  conicalhat 



Un saludo  2handed
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
Imprimir
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.11 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC XHTML 1.0 válido! CSS válido!