Autor Tema: Razas, politica y sociedades  (Leído 3207 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Teppic

  • Mago
  • ***
  • Mensajes: 2058
    • Ver Perfil
Razas, politica y sociedades
« en: 07 de Enero de 2006, 06:44:37 pm »
Jugador: Antheras
Calificacion: Muy fuerte



Gouda era una ciudad en la que todo era a lo grande. Grandes eran los palacios de los grandes señores del comercio y grandes eran las operaciones comerciales que se cerraban y las riquezas que se generaban con ello. También era grande, en altura, la propia raza fundadora de la ciudad y que constituía la clase dirigente de la misma, los llamados señores del comercio, entre los que era raro ver alguien que no superase los 2,10 metros de alto. Otras características de esta raza eran una constitución física débil y un tono de piel tirando a verde pálido ocasionado muy probablemente por vivir casi siempre a cubierto, no era fácil verles por la calle, ni siquiera en las estaciones mas benignas, y a una dieta fundamentada en un tipo de algas fluvial a la que se les atribuían propiedades extraordinarias como un incremento de la sabiduría que en algunos casos incluso proporcionaba la capacidad de ver el futuro. Este último aspecto, no obstante, podría considerarse mas una superstición que un hecho, pero no deja de ser importante pues era la base para deificar la figura del Maestro de Cuentas, líder de Gouda elegido por y de entre los señores del comercio.

Desgraciadamente, grandes eran también las desigualdades y las bolsas de pobreza. Cada amanecer principal podía verse en Gouda el peregrinaje de cientos de personas de razas inferiores, también en altura, de sus casas en los barrios mas humildes a las plazas donde se situaban los principales bancos y casas de comercio. Algunos por el talante propio de su raza se dedicaban solo a la mendicidad, como los mendicantes, otros eran mas dados al hurto, como los rafners, o al atraco violento, como los mokwaus, aunque obviamente no faltaba cierto grado de mestizaje, salvo con los señores del comercio. Era esta una vida difícil pues existía otra raza que se hacia llamar los señores del orden justo y que constituía casi al completo el cuerpo policial de Gouda al servicio de los señores del comercio y su arbitrario control de los negocios en la ciudad. Esta última raza constaba de individuos casi tan altos como sus señores pero muchísimo mas fuertes a la par que muchísimo menos inteligentes por lo que resultaban una herramienta útil encargada fundamentalmente de realizar sistemáticamente cargas contra las masas de población desfavorecida o de provocar algún accidente cuando algún extranjero equivocaba su lugar.

Nanné había elegido ya a su mendigo, un muchacho famélico, con cara de malas pulgas, no mucho mayor que él. Se fijo especialmente es su ceño fruncido, propio de los mokwaus, y en su manera de increpar a las señoras que pasaban junto a él pensando en que sería el adecuado para cumplir el encargo de su padre de no tomarle ningún aprecio. Pero justo cuando se disponía a encararle una carga policial convirtió la plaza en que se encontraba en una locura. Trato de correr en la misma dirección de la gente pero como ni su constitución ni su ropa eran las adecuadas para ello pronto quedó entre los rezagados que caían bajo los garrotes del regimiento de agentes. Lo próximo que recordaba era estar en una celda atestada de criaturas de entre 1 y 8 patas o piernas. Su mendigo yacía muerto junto a él con una gran brecha en la cabeza y entonces fue cuando la vio. Era una mendicante de Gouda aunque con la piel casi tan morena como la suya lo que delataba cierto mestizaje. No tardó en decidir que era a ella a quien quería llevarse al norte, si conseguía salir de aquel horrible lugar. Esto no resulto tan difícil como podría parecer. Los comerciantes del sur no lo tenían fácil para comerciar en Gouda pero sí eran respetados. Se sabía que en el lejano sur se practicaba la verdadera magia y ya que los comerciantes de Gouda eran los mas dotados para la magia en aquellas latitudes todos albergaban el secreto temor de que los comerciantes del sur fueran magos poderosos, y estos al menos lo que si eran es inteligentes así que no les iban a sacar de su error. Por tanto, en cuanto la procedencia de Nanné fue reconocida por el jefe de guardia no tardaron en liberarle junto con sus dos “hermanos”, Idati, que así se llamaba la chica, y un pequeño bebé que llevaba en brazos y que en verdad era su hijo y al que llamaba Tihen.

Cuando se reunieron con Andeán, el padre de Nanné, tres horas mas tarde de la hora fijada, éste estaba colérico. Por supuesto se negó en redondo a aceptar la elección de compañía de su hijo pero tampoco había tiempo para volver a la ciudad y exponerse a caer en otra carga policial, más numerosas últimamente de lo que solía ser habitual, según explicó la chica, así que tras pensarlo un poco y discutirlo un mucho se embarcaron rumbo a Seundlaï. Durante la travesía Andeán continuó instruyendo a su hijo en este caso acerca de los Mastudi:
- Lo mas importante es tener mucho cuidado con las palabras pues son un pueblo orgulloso. Tienes por ejemplo la palabra Ta que significa hombre y Shi que significa mujer pero al dirigirte a ellos debes usar el prefijo Mas que significa honorable y asegúrate de que la A suene bien clara pues si dijeses Mesta o Meshi eso seria el peor insulto que podrías proferir contra un Mastudi y nos costaría la vida a todos casi con toda seguridad.
- Masta – repitió Nanné abriendo la boca de par en par.
- O Mashi, la mayoría de guías Mastudi son mujeres. Verás, ellos llaman Masok a un ave migratoria relativamente domesticable que guía los asentamientos de sus poblados y les ayuda en la búsqueda del Ma’Nna, un hongo del que se alimentan casi en exclusiva durante muchos meses, hasta que germinan las primeras plantas. Algunas de las tribus en las zonas mas áridas, en las que no llega a haber suficiente vegetación, también comen con cierta frecuencia unos pequeños insectos llamados Mesres que constituyen una plaga para el Ma’Nna, pero en la zona por la que probablemente transitaremos lo consideran indigno como alimento, aunque todos los exterminan si encuentran alguna colonia. ¿captas las palabras? “Mes” malo, “Mas” o “Ma” bueno, es muy importante.

Nanné asintió con la cabeza.

- Por cierto, uno de los “invitados” que has traído nos será reclamado para el sacrificio, he supuesto que optarías por el niño ya que morirá igualmente en el camino al que nos dirigimos, es importante no montar una escena cuando llegue el momento así que deberías irle avisando.

Nanné palideció pero no se atrevió a preguntar, volvió a asentir y bajó a las bodegas donde viajaban Idati y Tihen.

Keiku llegó a la colina y con lágrimas en sus ojos grises volvió la mirada hacia su antiguo poblado. Sus largos cabellos plateados ondeaban con la brisa del atardecer de Miak y León, dos de los soles menores en orbita alrededor de Tum, mientras su piel dorada brillaba de una forma difícil de describir. Ella había formado parte de una organización secreta que pretendía introducir cambios en la sociedad Mastudi, pero habían sido descubiertos y el castigo del consejo de sabios había sido entregar en sacrificio a un niño de cada casa integrante de la herejía, en solicitud de la clemencia de Tharn. Así cuando el padre de Keiku, Gent, se dirigió al oeste para entregar al hijo de Keiku, ésta supo que no podía seguir viviendo allí, ni así. Cogió sus escasas pertenencias y lo justo de agua y comida para llegar a Seundlaï y se puso en camino.


Motivo 1: De las diferencias sociales en Gouda.

Como se explicaba en el turno de geografía Gouda era una ciudad cerrada al comercio de extranjeros pero sin embargo prospera, y esto debía ser así desde hacía mucho tiempo. Eso explica que muchas personas de razas diferentes a la originaria acudieran en busca de esa prosperidad y que muy probablemente una mezcla de temor y desprecio fuera la mezcla de sentimientos que surgiese entre los fundadores de Gouda, y producto de ese temor y ese desprecio es lógico que para mantener su status los señores del comercio buscasen o “fabricasen” una raza especialmente estúpida, para poder controlarla, y especialmente ruda y agresiva, para poder controlar a la población de las otras razas. Sobre la existencia de tanta raza y tan diferente, ante el panorama de aislamientos forzosos a que obliga la variedad y el extremismo de climas es lógico que aparezcan muchas líneas evolutivas claramente diferenciadas y que al abrigo de un atisbo de civilización estas hayan acabado conviviendo. Un ejemplo son los propios rasgos de los señores del comercio sus cuerpos son largos a semejanza de la aves zancudas de las marismas terrestres y su pigmentación es producto de su alimentación y sus pocas horas bajo el sol, en especial desde que tienen el entorno social tan controlado.

Motivo 2: De las rarezas de los Mastudi y los inicios de cambio en su cultura.

Sobre esta raza ya han aparecido antes sus peculiaridades religiosas y su convencimiento de ser los únicos que viven en el amor de Tharn. Esto, para mi, sin duda a de conformar una raza de cabezotas incorregibles que, a su manera, también ven como inferiores a los demás y por lo tanto no están dispuestos a plegarse a la ignorancia de estos. Así esperan que todo visitante que transite por sus tierras sepa todo lo que hay que saber para convivir con ellos y lo cumpla a rajatabla o pague por ello. De hecho es lógico que desprecien la ignorancia porque del buen conocimiento de su entorno depende en gran medida su subsistencia.

En cambio como sucede en todas las sociedades, el contacto con otras culturas suele hacer mella, especialmente en los mas jóvenes y creo dentro de lo normal que aparezcan sectores de la población que deseen cambios, especialmente en las costumbres que a los ojos de los extranjeros resulten mas desagradables o violentas como pueden ser los sacrificios o incluso ese carácter rápido para la ofensa. Esto claro, hasta cierto punto.

Por otro lado los rasgos físicos de los Matudi también están determinados por su alimentación (hongos, cereales de crecimiento rápido y pequeños animales, además de poco agua) y su entorno (rasgos grises y dorados para mimetizarse con el entorno y como protección)

Motivo 3: De la presencia de los comerciantes del sur en este entorno y sus cualidades.

Se ha hablado también de la presencia de minerales en las montañas al norte de Ardhí y ese es un recurso que todos los pueblos necesitan así pues alguien tiene que encargarse de llevarlo al lejano sur. El sur es la zona que correspondería a las regiones ecuatoriales y tropicales de aquí en la tierra, con los matices oportunos derivados del gran numero de estaciones, pero sin duda con lluvias abundantes y, por consiguiente, selvas exuberantes. Los comerciantes serian los habitantes de las ciudades costeras próximas a esas selvas y como determina su latitud serían personas de piel oscura. Respecto al falso rumor de poder practicar magia de gran nivel me parece lógico que un comerciante aliente cualquier cosa que le ayude a disponer del respeto de las personas con las que se cruce en su ir y venir por el mundo. Además también se ha dicho que la magia fue en tiempos un hecho muy extendido y temido y que se sabe que hoy solo se conserva en zonas próximas a las selvas ecuatoriales, es lógico por tanto que por si acaso nadie quiera poner a prueba a alguien que podría usar esa magia.
Todo esto, claro esta, es un arma de doble filo nadie dudaría en matar a un practicante de la magia si esta seguro de que no habrá represalias. Es por esto que si Nanné se libra es por su juventud, la suficiente como para hacer suponer que no esta solo en la ciudad y que alguien podría vengar cualquier daño que se le hiciese.


Conclusión:

Gouda es una ciudad en la que viven diversas razas, entre ellas la de los señores del comercio fundadores y gobernantes de la ciudad y en la cual podría existir cierta habilidad para la premonición, o su brazo armado, otra raza llamada los señores del orden justo fuerte y violenta. El resto de razas, no todas humanoides, son explotadas por estos primeros y se dedican a mendigar y/o a rapiñar lo que pueden.
Por su parte los nómadas del desierto, los Mastudi están empezando a vivir tímidos aires de cambio en su férrea concepción del mundo, la que queda incluso reflejada en su idioma. Como es natural en los cambios la mayoría se resisten a aceptarlos hasta las últimas consecuencias.
Por su parte los comerciantes del sur, los cuales se distinguen por su porte elegante y su piel oscura, son reconocidos por todos a su paso y sospechosos infundadamente de ser capaces de practicar magia lo que les abre muchas puertas pero también les obliga a estar siempre alerta.
¡Felicidad para todos, gratis y que nadie se vaya ofendido!

Teppic

  • Mago
  • ***
  • Mensajes: 2058
    • Ver Perfil
Re: Razas, politica y sociedades
« Respuesta #1 en: 07 de Enero de 2006, 06:47:08 pm »
Jugador: Malkav
Calificacion: Medio



Será al norte de nuestro continente donde encontraremos las altas montañas y sus singulares habitantes. Se trata de un inmenso pueblo de enanos (o "Khazdad", como ellos prefieren llamarse) que controla la gran mayoría de la economía de Ardhí, pues son ellos los exportadores de metal que hacen que llegue al resto de poblaciones. Por desgracia no todo podría ser bueno en las "Ciudades de Piedra", ya que los negocios también atraen a la codicia, codicia que hizo que una parte de los habitantes de este pueblo (bien es cierto que solo los más atrevidos) se convirtieran en piratas. Temidas en todos los mares de Tessab, estas bandas han llegado al punto de expandirse por todos lados.

Por estos motivos, más algunas disgregaciones religiosas, el pueblo de la llanura situado justo debajo ha llegado a considerar a los Khazdad gentes bélicas de las que no se puede esperar nada bueno lo cual es un verdadero error por parte de los pobladores de la llanura, pues por buenos modos o malos, los Khazdad son fieros guerreros con lo que no se debe crear enemistad...


MOTIVOS:

1-¿Qué hay mejor para trabajar en una mina que tener un cuerpo pequeño con el que poder entrar por todas las grutas? Pues imaginaros para vivir. No sería insensato pensar incluso que los Khazdad fueran en su día gentes grandes, pero que con el paso del tiempo en ese habitat hubieran evolucionado de esa manera.

2-"Los negocios también atraen a la codicia", es un buen motivo para que parte de estas gentes, quizás aburridos de la vida en las minas, quizás en busca de nuevas sensaciones y aventuras (aunque desde luego no especialmente en su sano juicio) partan a convertirse en piratas, asaltando los barcos que entran y salen de las Ciudades de Piedra.

3-En anteriores turnos se vio la enemistad entre los pueblos de la montaña y la llanura por motivos religiosos. Mas es bien sabido que los motivos religiosos a veces encierran motivos políticos y es por los piratas Khazdad (y quizás también por la envidia que suscita el monopolio de su comercio) por lo que el pueblo de la llanura los coloca como enemigos (a todos los Khazdad).


CONCLUSIÓN:

El norte de la región se encuentra habitado por los Khazdad pero no todos son iguales...los piratas son parte de ellos y son la personificación de la codicia.
¡Felicidad para todos, gratis y que nadie se vaya ofendido!

Teppic

  • Mago
  • ***
  • Mensajes: 2058
    • Ver Perfil
Re: Razas, politica y sociedades
« Respuesta #2 en: 07 de Enero de 2006, 06:50:23 pm »
Jugador: Teppic
Calificacion: Muy fuerte



El clan se encontraba reunido alrededor del fuego esperando a que naciera el primer descendiente de la pequeña. El año anterior había sido su primera participación en las fiestas de Yoma y se había quedado embarazada. Todos habían visto esto como una buena señal. Pero ahora... el parto ya duraba más de un día y todos se esperaban lo peor. Si moría al dar a luz el mando del clan pasaría a su hermana mayor, y era algo evidente para todo aquel que tuviera ojos que no estaba capacitada para la tarea, demasiado orgullosa de sí misma como para aceptar los sacrificios que el gobierno exigía. Por fin la barinia se acercó con el bebe en brazos. Todos la miraban con expectación.

- Es un niño.

La tristeza se extendió por la reunión. Nadie se atrevió a mirar al jefe del clan, un joven que había vencido por primera vez en los combates y que había sido el escogido por la madre para ser el padre de su primer descendiente.

Esperaron mientras dos mujeres traían a la madre junto al fuego. Cuando se acomodó el jefe se levantó y tomó a su hijo de los brazos de la barinia. Esta se lo entregó y empezó a recitar:


En el principio de los tiempos la diosa Mesline, la Madre, era la compañera del demonio de las rocas. Este demonio la mantenía prisionera en su reino bajo tierra y la forzaba a tener hijos que él educaba en sus malignas artes. Pero todo esto cambio el día de la guerra de los demonios. El demonio de las rocas era el más poderoso de todos y se vio obligado a dominar a todos los demás, momento que Mesline aprovecho para escapar de su encierro con su hija pequeña Vallas, todas las mayores habían sido asesinadas por su padre en oscuros rituales.

Mesline sabía que no las dejarían escapar por eso se separo de su hija y siguieron caminos distintos para que al menos una consiguiera escapar. El demonio de las rocas cuando descubrió la huida se enfureció y la tierra tembló con su rabia, afortunadamente estaba muy debilitado después de poner orden entre el resto de demonios y tuvo que enviar a su hijo mayor, Ndula un demonio que solo era menor en maldad que su padre porque servía a otro en lugar de a sí mismo, en persecución de su madre y su hermana.

Ndula pronto perdió la pista de su hermana pero la de Mesline era clara, como ella deseaba, y se lanzó tras ella alrededor de todo el mundo. La persecución duro mucho tiempo hasta que por fin se enfrentaron en este lugar. La lucha se extendió durante años hasta que por fin Mesline mató a su hijo primogénito. Con los ojos llenos de lagrimas Mesline esparció la sangre de su hijo por todo el mundo y de ella surgieron las plantas. Aquí, donde fue muerto Ndula, cayó la mayor parte de la sangre y creció la selva que fue llamada Ndula para no olvidar su origen. De la selva por voluntad de Mesline nacimos nosotros, los Medianos, pequeños, rápidos y silenciosos, los protectores de la vida que crece.

Para devolver lo que nos fue dado sacrificamos al primer hijo varón de cada mujer como hizo la diosa Mesline con su propio hijo para darnos la vida.



La barinia se quedó callada esperando al lado del jefe mientras todo el clan bajaba la vista. El jefe, con el cuchillo de madera que designaba su cargo, le hizo un corte en el cuello al bebe. La barinia con un cuenco recogió la sangre hasta que el pequeño murió. El cuerpo le fue entregado al Consejo de Ancianos para sus funerales mientras la barinia terminaba el ritual. Se acerco a la madre y dibujó los símbolos en su cara con la sangre.

- Una parte para que la madre tenga muchos hijos sanos y fuertes.

Se alejo hasta los limites del claro y salpicó la sangre sobre las plantas.

- Una parte para que Ndula siga creciendo.

Y por ultimo se aproximó al fuego y vertió el resto de la sangre en él.

- Una parte para que la diosa Mesline nunca sea atrapada por el demonio de las rocas.

Por la mañana nadie seria capaz de encontrar ni rastro de la sangre ni en la cara de la madre ni en las plantas alrededor del claro.

Cuando el ritual termino todos se retiraron. Todos menos los padres que se quedaron el resto de la noche junto al fuego abrazados.



Motivo 1:

Sobre los medianos. En los bosques y selvas todas las especies animales suelen ser más pequeñas que en terreno abierto: elefantes, monos, felinos,.... se supone que porque se mueven mejor. Por eso es buen sitio para los medianos que son pequeños y sigilosos típicamente, ¿o no visteis al que encontraron por la tele? :P.

Motivo 2:

La sociedad matriarcal esta directamente basada en la hipotética que según el Robert Graves existió en el Mediterráneo pre-dioses olímpicos. Con su herencia a la hija más pequeña (como los faraones), con sus fiestas de Mayo que todos se acuestan con todos, aquí llamado Yoma, la ausencia de matrimonio, la elección del jefe en combate y el sacrificio de los primogénitos (que alguien se lea la Biblia para encontrar muestras de esta costumbre).

Motivo 3:

Para el que no lo haya adivinado el demonio de las rocas es Dhorden o Tharn como queráis llamarlo. Mesline existe porque según el turno de los dioses de Eneas cada dios tiene su opuesto, pero no especifica como debe ser ese opuesto y yo digo que el opuesto de Dhorden es Mesline, la madre naturaleza. Los medianos cuentan su versión de la historia, los enanos y la gente de la llanura posiblemente tendrán la suya propia. El que se contradigan no tiene importancia, las religiones siempre se contradicen.


Consecuencias:

Los medianos viven en la selva de Ndula con una sociedad matriarcal en la que la heredad pasa a la hija menor y en la que sacrifican al hijo mayor. Creen en la diosa Mesline que creo las plantas y a ellos, y que esta enfrentada con el demonio de las rocas, el que otras culturas conocen como el dios Dhorden.
« Última modificación: 07 de Enero de 2006, 06:52:48 pm por Teppic »
¡Felicidad para todos, gratis y que nadie se vaya ofendido!

Teppic

  • Mago
  • ***
  • Mensajes: 2058
    • Ver Perfil
Re: Razas, politica y sociedades
« Respuesta #3 en: 07 de Enero de 2006, 06:58:23 pm »
Jugador: Ariadna
Calificacion: Fuerte



Profundo en las selvas conocidas como Ndula, Iaar en lengua filit, Maayan y Marit estaban sentadas en una de las ramas de un gran ciprés milenario que se imponía con una suave purpúrea luz propia sobre otros árboles de la zona.

- “Ayer había movimiento en el claro de Sumit ¿eh?” comentó Marit.
- “Si… eran dos damimot (nombre filit de las Barinias)” replicó Maayan un poco ausente “venían por un diente de dragón”.
- “Lo que no entiendo es por qué no podemos acercarnos a las damimot. A mí personalmente siempre me han producido mucha curiosidad”
- “Que tu curiosidad no te mate Marit”, replicó Maayan mirándola con sus profundos ojos grises-azulados. “Si las damimot te hubieran visto, posiblemente no estaríamos aquí sentadas contemplando la Resina de Mapit. Sabes bien que los damim son seres a los cuales no debemos acercarnos, seres corruptos que buscan la magia en la sangre de cualquier ser viviente y creen que reside exclusivamente en ella. Si te vieran, si nos vieran, los filim podríamos ser perseguidos y exterminados bien fuera por codicia, bien por ignorancia, o por simple envidia. No Marit, dejémoslos vivir en su universo “mágico”. Son crueles y no se andan con miramientos. Recuerda las matanzas que han protagonizado” terminó Maayan con un poco de tristeza en su mirada.
- “Si, tienes razón” contestó Marit hurgando en sus recuerdos. “Pero ¿por qué lo hacen?”
- “No lo sé… supongo que la sangre los enloquece de alguna manera. Es una fuerza vital muy poderosa pero intentar extraer de ella toda la magia es como cortar los árboles para usar estacas de madera en un poderoso ritual: la fuerza vital se mantiene pero el precio de la muerte causada aun se debe pagar y no es bajo. Y mientras más fuerza vital tiene la criatura, más grande es el costo, por supuesto. Esas cosas alteran demasiado el equilibrio de la fuerza primigenia. Es por eso que nosotros respetamos todas las fuerzas de la naturaleza, porque todas ellas tienen en su esencia el Primer Despertar”.
- “Si, pero no todas las fuerzas vitales son iguales. Por ejemplo, los damim buscan la magia pero no son magia. Nosotros en cambio si lo somos”
- “Y aún hay muchos más seres sobre este mundo, mágicos en esencia, portadores de magia en alguno de sus niveles o totalmente carentes de ella. Cada uno de esos seres difiere de los demás no solo en lo que aparentan sino en su esencia vital, y eso no puede ser transformado”
- “Si pero de todas formas, todos provenimos del Primer Despertar de alguna forma, ¿no?”
- “Bueno, si y no. La esencia fue la misma al principio, pero luego ha ido transformándose de diversas maneras y por muchos y muchos giros vitales, haciendo que algunos seres y objetos concentren más energía vital que otros”.
- “¿Como nosotros?”
- “Como nosotros y Iaar en general. Sus criaturas son poderosas y su contenido aún más”.
- “Entonces ¿por qué permitimos que seres tan crueles como los damim vengan aún a Iaar? ¿No es peligroso que puedan apoderarse de nuestra magia, de nuestra fuerza vital?”
- “Tal vez. Pero no son ellos el mayor peligro para nosotros sino los Shikim, señores de antaño. Ellos, como nosotros hiciéramos luego, vinieron a Ardhí al principio de los tiempos que sucedieron a la Jilkia y aunque no lo recuerden ni esté consignado en su historia, poseen la fuerza vital de Ardhiamer que se guardaba en el corazón de Adamer. Una fuerza tan terrible y poderosa que lleva la vida y el vacío dentro de si: todas las sensaciones del Primer Despertar. Esa fuerza es la misma de la cual nos alejamos todos los seres de Adamer tras la Jilkia, la que todos llevamos en alguna medida y la que se guarda en Iaar con una fuerza única en todo Ardhí.
- “Pero entonces ¿tu crees que los Shikim también poseen el mismo nivel de fuerza vital que nosotros?”
- “Potencialmente hablando, sí. Pero mucho tiempo ha pasado desde entonces y ellos concentraron sus energías en las cosas no mágicas del mundo, intentando olvidar la fuerza que los había expulsado de Adamer, pues ellos huyeron atemorizados mientras que nosotros nos fuimos por voluntad propia. Su fuerza es grande aunque no lo sepan y entrar en el bosque podría activar esa conciencia con resultados impredecibles: mucho tiempo ha pasado para ellos y para el Primer Despertar, muchas historias se sucedieron desde la huída de Adamer y es difícil saber lo que sucedería. Son ellos, los señores de antaño, quienes no deben saber los secretos de Iaar pues podría ser fatal para todas las fuerzas vitales del universo”.
- “¡Pero nosotros nos movemos en medio de su mundo! ¿Cómo es posible que no lo sepan?”
- “Por lo mismo que nos movemos por todo Ardhí sin que nadie lo sepa: la magia nos protege y los demás ven en nosotros sólo lo que quieren ver, no lo que somos. Porque somos suficientes pero no demasiados, porque sabemos vivir según las costumbres de los demás si es necesario. Porque no nos metemos en los asuntos de los demás mientras no sea estrictamente necesario y vivimos nuestras casi inmortales existencias en la sabiduría del Primer Despertar”
- “Empiezas a sonar como Marian…” sonrió Marit, quebrando un poco el trascendentalismo de Maayan.
- “Oh! Lo siento… ya sabes cómo me pongo cuando hablo de estas cosas. Ven, sigamos contemplando la Resina, que no volveremos a verla en un buen tiempo, hasta que Tam complete su centésimo ciclo”.

Y diciendo esto, las dos hermanas volvieron a recostarse sobre las ramas para observar el cielo estrellado que resplandecía en verdes y azules aguamarina.


MOTIVO 1: ¿Quiénes son los Filim?

Como se vio en el turno de Tepic sobre la Geografía de Tessab, existe al sur un inmenso bosque en el que habitan criaturas mágicas, muchas de ellas desconocidas, y es de suponer que este bosque no ha sido explorado a profundidad y esconde secretos y misterios desconocidos para otras razas. Uno de ellos es una raza especial, los filim, criaturas mágicas que creen en el Primer Despertar establecido en el T1 de Geno, lo cual las hace concientes de la fuerza vital compartida en alguna medida por todos los seres y que se resguarda con especial fuerza en Iaar.

Sin embargo, capaces de moverse por todo el continente, conocen las demás razas (¿todas? ¿algunas?) y saben que el paso del tiempo ha cambiado la distribución de las fuerzas, sabiéndose por ello especiales ellos mismos y lo que Iaar (Ndula) esconde. Esto, combinado con su cosmovisión, hace que los filim se vean a sí mismos como una especie de guardabosques más allá del bosque, de salvaguardas de la esencia del mundo.

Además, al haberse desarrollado en el bosque son ágiles y especialmente adaptados a la vida en la naturaleza, aunque no están limitados por estas cualidades gracias a la magia que poseen y que les da movilidad y gran capacidad de adaptación.


MOTIVO 2: ¿Qué tiene de particular la naturaleza mágica de los Filim?

Hasta ahora se han mencionado sólo 2 formas de magia: la utilizada por los damim (Barinias y Grurdans) que Tepic ha descrito en sus T1 y T2, y la de los comerciantes del sur descrita por Antheras en su T3. De la segunda forma no sabemos gran cosa (y podría ser solo un rumor) pero de la primera tenemos información que la vincula a la sangre de los seres vivos y de la cual se alimentan barinias y grurdans para generar su magia.

Esta última forma corresponde a una creencia basada en un mito de los damim, cuyo origen se remonta lejos en el tiempo y a lo mejor ha sido deformado de alguna costumbre social de épocas arcaicas. Lo cierto es que barinias y grurdans aprendieron a utilizar ritos asociados con la obtención de sangre para obtener la magia, lo cual no es del todo errado puesto que la sangre de los seres vivos, al ser un fluido vital para la existencia, lleva dentro de sí una parte importante de la fuerza vital que, sin embargo, no se limita solamente a la sangre. La fuerza vital puede ser obtenida por otros medios y no solamente de los seres que poseen sangre en su cuerpo, pero la mitología propia de este grupo ha limitado y asociado la magia al uso de la sangre.

La fuerza vital en cambio, presente en todo lo que está vivo en el universo desde el Primer Despertar, era la que mantenía unido a todo el mundo conocido en el continente de Ardhiamer y que se dispersó y transformó luego de la Gran Separación (la Jilkia en lengua filit), quedando concentrada en mayor medida en Adamer. Esto explica que las razas formadas después de la Gran Separación y en especial aquellas que se desarrollaron en Ardhí, las islas y el polo, lejos de la fuerza, no posean la magia o al menos no en niveles apreciables más allá de manifestaciones aisladas. En cambio, aquellas razas que vinieron de Adamer estaban totalmente influenciadas por ella, siendo las más importantes los shikim (de los cuales sabemos muy poco o casi nada) y los filim, quienes preservaron una mayor conciencia sobre la fuerza vital del Primer Despertar.

Iaar guarda en sus fronteras una concentración muy alta de esa fuerza vital, en parte puesto que shikim y filim no fueron los únicos seres de Adamer que vinieron a Ardhí y hay muchos seres mágicos en el bosque, algunos desconocidos para la mayor parte de los habitantes de Ardhí (ver el T2 de Tepic), y en parte por sus misterios no revelados aún, algunos de los cuales vinieron desde Adamer junto con los filim. Las largas eras de vida de los filim en contacto con la fuerza del Primer Despertar (primero en Ardhiamer, luego en Adamer y finalmente en Iaar) hacen que su magia sea potente y especial, mucho más cercana a la fuerza vital primigenia que la magia practicada por barinias y grurdans.


MOTIVO 3: ¿De dónde vienen los filim?

Como ya hemos visto, al principio había un único continente llamado Ardhiamer que se mantenía unido por la fuerza vital primigenia y en el cual se desarrollaron todas las cosas que el Primer Despertar concibió. Sin embargo, luego de su ausencia y pasado algún tiempo, sucedió una Gran Separación cuya causa y naturalezas no son reveladas en este argumento pero sí algunas de sus consecuencias, creándose dos continentes separados, según se explica en el T2 de Malkav. Es posible que también de esa Gran Separación daten la formación del Muro de Hielo (T2 de Rata) y las islas de Dhoren Vendris (T2 Ichi) así como los grandes cataclismos que explican los seguidores de Dhorden (T1 y T2).

Lo cierto es que tal separación tuvo lugar y mientras en Ardhí se desarrollaban la mayor parte de las razas, en Adamer se mantuvieron vivas con mayor intensidad las cualidades de la fuerza primigenia que influyeron a todos las cosas vivas que habitaban en sus tierras. Como se relata en el argumento, al principio de la era posterior a la Gran Separación, los shikim huyeron hacia Ardhí por razones desconocidas (¿acaso podrían ser los 20 mil sobrevivientes del T2 de Malkav?) y en una era posterior los filim, por voluntad propia, dejaron las tierras de Adamer y se dirigieron hacia Ardhí, ubicándose primordialmente en el bosque de Ndula (Iaar) pero no exclusivamente allí.

El argumento no aclara toda la historia respecto a los filim, su origen y sus características (¡algo hay que dejar para cuando empiece el juego! :P ) pero deja ver claramente de dónde vienen así como su parentesco con los shikim y la importancia de la “magia” (entendida de una manera diferente a la magia de barinias y grurdans) como una de sus características más sobresalientes.


CONSECUENCIAS:

En la gran extensión del bosque de Ndula, al sur de Tessab, se encuentra la raza mágica de los filim que son una especie de “guardabosques” desconocidos para el resto de razas de Tessab pero no por ello aislados de lo que sucede en Ardhí. Provenientes de Adamer, salvaguardan las fuerzas vitales en todas sus formas por tratarse de manifestaciones de la fuerza vital primigenia del Primer Despertar, especialmente del mal uso que alguien pudiera darle y que significaría la destrucción del universo.
¡Felicidad para todos, gratis y que nadie se vaya ofendido!